Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

EL TÚNEL DE LOS ÁRBOLES

Con la boca primitiva inventé el silencio que me dejó encerrada. Maté todo lo que pudiera hacer ruido, mi nombre el río las hojas.
Me guardé adentro esperando no ser encontrada. Me guardé en el único lugar donde se buscan las cosas.
Sé del instinto del barro, de huir a ningún lado para que no se diga nada. Hacerme niña en el claroscuro del bosque. Castigar a los pájaros para no reproducir signos del lugar de los demonios.
Nadie dejará que me vaya Pero me iré sin los permisos.
Me iré rompiendo todo, mis costillas de abrigo follaje, mi piel de castigo de sombra, mis ruidos infernales nocturnos de animales que no he visto pero que vibran cerca.
De mí quedarán partes que elegiré al azar. Las elegiré a todas, rotas, monstruosas, mías para ser todo lo profanado una y otra vez hasta que valga la pena.

Entradas más recientes

Lo que se va

Yo también soy una tarada

CUADRILLÉ

De las flores

DE NO CREER!

LA ESPADA DE GONDOR

18/10

ROTA

SIN MAR

Cuando te conocí