Pasa y seguinos...para hacer facha no más
RSS

sábado, 19 de diciembre de 2009

Aqui apestaaa!!!


La verdad es que no soy buena en esto, pero tenía ganas de escribirlo. Después de todo ¿Qué mierda le tengo que dar explicaciones?
Entre el caos y todo la cuestión climática que está acaparando un poquitititito la atención de la gente, vivimos otros caos, como para no aburrirnos demasiado. Asi le vamos a dar una patadita al país, una humilde.


Viejo pero cierto fue el momento en el toque de viejas locas. No, yo no fui pero no hacía falta que esté ahi para darme cuenta del kilombo que se armó. Más allá de todo la policía se portó re bien ¿O no que si? A chorrazos limpios, iban asustando a la gente para que se fuera al re carajo. Desde un camioncito super poderoso, elegían un blanco y disparaban agua a los pibes que se caían, se levantaban medios boludos y corrían. Pero le pusieron onda, el agua iba con pintura!!!!

La ley también iba a pie, si señores, y caminaban al lado de la fila de gente que tenía entradas y de las que no tenían (lo cual fue el puntapié inicial para que la policía tomara medidas al respecto), mientras la gente caminaba, los muchachos uniformados los apuraban con sus garrotes, todo aquel que pasaba, se ligaba un buen tatequieto, mina y chabones.
Para la tranquilidad de todos, también largaron gases lacrimógenos. Y todo terminó con 30 heridos y un pibe (que tenía entrada) muerto. Una fuente cercana del staff, estuvo presente y nos contó algunos detalles. La policía hizo vista gorda y cagó a todo el mundo q tuviera adelante, por si las moscas.
Nuestra fuente, quien sufrió un accidente hace unos meses en la pierna, no podía correr ante la desesperación, ya que los huesos se le están soldando; la gente que iba con nuestra fuente (que es una persona, no un objeto que contiene agua y decora) tampoco podía correr.
Pero ¿Qué carajo le importa a la policía? De esto, como todos sabemos, no es la primera vez y el rincón no es el primer lugar donde se publica, o sea esto no es una noticia; son cosas que pasan, que nos cuentan, que vemos... pero
¿Tenemos que acostumbrarnos?


Uno de los miembros del staff, volvía a su casa en bondi el martes. El micro se para, el miembro del staff piensa que hay un embotellamiento, pero no, es gendarmería que al parecer estaba haciendo un operativo después de un robo o algo similar.
Asi que paran el bondi, sube un gendarme y grita mientras se pone las manos en el cinturón: DOCUMENTOS EN MANO!!! (no les hace acordar a nada de lo que nos hayan contado nuestros papis? algo que pasó hace como... no se 30 y pico de años???)
El tema es que empiezan a pedir documentos, como si los chorros o asesinos no puedan tener documentos o algún tipo de documentación. Para colmo a los que no tenían le preguntaban "a dónde van?" cuando el micro hace un solo recorrido y ya estaba llegando al garage. O sea, ¿a dónde puta van a ir? además, si yo acabo de robarle a alguien, puedo cambiar el lugar hacia donde voy y mentir al respecto.

Los milicos estos, se paraban bien cerca de los viajantes de micro, como si todos allí fueran acusados y cuando el chofer dijo humildemente "muchachos podrían apurarse por que tengo que cumplir horario" los gendarmes se pusieron como locos, gritaron (para hacer notar su hombría) y amenazaron al chofer con detenerlo por falta de respeto. Por suerte la gente que viajaba se puso a favor del chofer y acusó a los gendarmes de demorar a la gente que vuelve de trabajar para buscar a alguien en vez de ir a los lugares sospechosos, donde se supone que los ladrones, asesinos, violadores vienen residiendo desde que los dinosaurios se extinguieron.


¿Qué cualidades mágicas tiene un gendarme para diferenciar entre una persona inocente con documento y un ladrón con documento?


Son preguntas tontas que nos podemos hacer todos. En este staff somos una manga de pelotudos que deciden escribir al respecto, tal vez somos una raya más del tigre. Pero nos preguntamos si realmente tiene que ser asi, si nos tenemos que acostumbrar. Y nos preguntamos si la gente no se pregunta que viene después...
Nos huele a viejo, nos huele a proceso de reorganización nacional en camino o en desarrollo. A indicios... Nos parece, no sabemos.