Pasa y seguinos...para hacer facha no más
RSS

martes, 23 de julio de 2013

Cuando estamos solos

Hola, no vengo muy seguido vieron? Lo que pasa es que yo ando buscando el éxito y ustedes no me lo están dando y la cosa se complica...pero qué le vamo a hacer, les tengo cariño.


Estaba pensando recién, mientras comía esta porción de tarta de frutilla y gelatina arriba (que en realidad era para llevar a la casa de Juani, pero me dio paja y me la como sola) pensaba en la soltería, porque acá estoy, sola, comiendo tarta rica.

Creo que soy una persona muy soltera, hace como bastante que no estoy en pareja, pará...ahora digo estar en pareja??? Ah, soy una mina soltera y media vieja chota. Bueno, no importa. El tema es que para mis 24 años soy una experta en soltería, mirá el dato que te tiro: Estuve más tiempo sola que acompañada, ojo eh! A mí con huevonadas de la soltería no eh, porque me las se a casi todas.

Yo soy esa amiga que te re encontrás como 2 años después y resulta que sigue soltera, que tuvo un filito y le duró más o menos lo que dura una película de Marvel. Y me pasan estas cosas ahora de encontrarme con gente que siempre estuvo en pareja, siempre siempre, siempre. Siempre.

Y anda en crisis y le teme a la soledad. Porque todos le tememos a la soledad viste?
O sea, la típica, le tememos a morir solos, bla, bla bla.

Pero conozco gente que no deja a su pareja porque me dice que le da miedo llegar a los 30 y estar sola.
Todo bien pero...los 30 son como los 20 viste, es como los 20 pero son 30, es básicamente la misma mierda, con diferente cifra. Sí, yo no digo que no te vas a sentir más vieja chota, porque seguramente yo me sienta una vieja chota si ya me siento una vieja chota...pero no pasa nada.

Hay gente que se está perdiendo de comer tarta de frutilla sola en su casa, a las 3 de la matina, sentada en la cama cortándose las uñas del pie mientras fuma un cigarrillo y escribe en un blog poco exitoso.
Y esas cosas se viven sólo una vez.
Es como perderte la parte después del final de las películas de Marvel (nota mental, dejar de hacer referencia a las películas de Marvel que poco tienen que ver con el blog). O sea, sabés que está ahí, que va a venir en algún momento pero te ponés los pochoclos bajo el brazo y salís.

Y ser sola tiene sus bajones, como después de mirar una película en la que ellos se conocen y se enamoran y se separan porque el se va al ejercito (porque siempre se van al ejercito o algo del ejercito tiene que estar relacionado) y hacen que se acuestan con otros y se vuelven a ver al tiempo y deciden jugarse por el amor y se quedan juntos, sonriendo mientras se miran de cerca y él le da un beso en algún lugar público.

Después de ver esas películas medio que quedás atrofiada por un par de horas, después se te pasa.
Pero si no estuvieras en pareja, sabrías que después de mirar esas películas, llorás sola y apagás la peli y te sentás en la cama y llorás sola. Y cuando sentís que la cosa se va yendo te vas a mirar al espejo y seguís llorando mientras te pasás un hisopo por la oreja. Entonces volvés a la cama y pensás en algo triste para seguir llorando y cuando no alcanza porque se te van secando los ojos, te inventás una situación triste tipo que tenés un cáncer terminal y se lo tenés que decir a tus seres queridos...(AHHHHHHHH vieron qué bien enlacé este remate con lo que hablé en mi último post??? Soy genial o no?)

Cuando estás solo tenés la libertad de dar consejos a los que están en pareja y mal. A saber: Lo que pasa es que vos no sabés lo que querés y con esa persona no estás encontrando nada de lo que no sabés que querés, pero te hace mal y las cosas que te hacen mal deberías dejarlas y etc.
O decís cosas como, tenés miedo a la soledad, la soledad te sirve para conocerte a vos mismo y la necesitás para estar bien con vos y después con los demás. ETC!!!

Digamos que hablás una sarta de pelotudeces importantísimas que suenan re bien porque vos estás solo, pero que no sabés si es así o qué carajos porque vos o yo, en realidad sabemos que estar solo es otra cosa. Porque casi siempre andamos solos.

Entonces sabemos cómo es ir al cine solos y que nos chupe un huevo, o ir a comprar ropa solos y arrepentirnos de lo que compramos al volver a casa. Es probarte ropa que no usarías nunca un martes a las 4 de la madrugada, mirarte al espejo y maquilarte a lo puta, sacarte fotos y después borrarlas. Tirarte un pedo sin miramientos, eructar. Poder comer en la cama, mirando facebook actualizarse, mientras te tirás un pedo y eructás al mismo tiempo. En fin, una eternidad de cosas idiotas que hacemos cuando estamos solos que son, para mí, bárbaras.

Te digo más, yo sola, estando sola he llegado a interpretar una escena de una película...me refiero a ponerme vestimenta similar a la escena, interpretar el papel de ella y de él, o sea hacerme pasar por un muchacho, hacerme barba. Maquillarme bien para hacer de ella, filmarlo, editarlo, ponerle subtítulos, subirlo a youtu y mostrárselo a mis amigas.

Y ojo, porque yo sola soy un gol. Me refiero a que si me dejan solita ando re bien. Porque no me queda otra que hacer las cosas por mí misma. Y me cocino y lavo los platos mientras termino de comer y ordeno, limpio, reto al gato. Un gol.

Entonces, por favor, dejemos el miedo ese de que llegar a los 30 solos nos va a matar, porque va a suceder, estoy segura que a mí me va a suceder y no creo que me vaya a morir, capaz que la pase mejor que ahora, porque voy a poder hacer toda la mierda que hago ahora con más conciencia o menos miramientos o no sé. Más divertido aún.

Yo ya entendí que es complicado para otro ser entenderme, bancarme, porque no me banco ni yo a veces. Que soy re quejosa, rompe pijas, mala onda, aburrida o lo que se quiera. Pero me está chupando medio un huevo. Si llego a los 30 así y pasó los 30 y bueno ahí veremos si me hago embarazar por alguien como para tener un pibe e interactuar, porque el gato y yo ya deberíamos habernos aburrido para esas fechas y básicamente un pibe es como un gato que habla.

Qué se yo, creo que el mundo necesita más gente soltera disfrutando de una tarta de frutilla un miércoles a las 3 y 20 de la madrugada.

ASÍ YO NO EL BLOG QUE SE VA QUEDANDO SIN REMATES FINALES.



No estuve muy graciosa no? Sí, a veces me pasa.

sábado, 6 de julio de 2013

BLA

Son ya las 4 am del sábado, ya sábado. Y acá estoy...en casa, en bata, mirando stand up yanqui por youtu, tomando cerveza y fumando.

Lo peor, bah, no sé si es lo peor, es que me tomé toda la cerveza sola y una parte de mí se alegró por ello. Creo que es la parte rata mía, esa tan innata, que me dice: Bien Moncha, ahora no tenemos que tirar cerveza con los platos sucios en la bacha, ahora, dejamos el envase vacío y ya. Y lo peor de mí con una cerveza puesta es que no me río de cualquier pelotudés, es que creo firmemente que soy graciosa y hago estas cosas.

Hago estas cosas mientras me fumo otro pucho, aunque mis pulmones hagan ruidos raros, como de asmático en plena crisis de nervios, y tosa como viejo de 84 que ha fumado 60 puchos por día, toda su vida y encima de todo eso, de los puchos, de mi parte rata con la cerveza y de la bata, ahora me creo graciosa.

Y con una cerveza encima me creo invencible, pero no es que esté en pedo, siento como un coraje así, fantástico, tipo de superhéroe. Tipo cuando terminás de ver una película de acción y te dan ganas de comprar un arma y salir a matar bandidos. Así como decir: que me disparen, total no va a doler mucho. Bueno yo siento que puedo estar despierta como 3 horas más, aunque labure mañana, siento que puedo estar regia, que tengo manso autocontrol con el después de una cerveza y horas sin sueño.

La verdad, obviamente, no es así. Por qué habría de ser así si me puedo cagar la vida? Para la realidad es más fácil cagarme la vida que hacermela fácil. Entonces mañana me despierto con resaca. POR QUÉ? si me tomé una cerveza. UNA CERVEZA!!! hace 4 años podía tomarme 13...literalmente, y al otro día despertarme para tomar 13 más, sin problemas. Ahora me tomo una y el estómago anda medio revuelto, así como diciendo: qué carajos hiciste anoche? si sabías que esto iba a suceder...por qué nos hiciste esto? Ahora ni podemos fumar, hasta que se nos pase, tenemos que tomar Seven up todo el día y comer galletitas de agua o esas mierdas que ni siquiera nos gustan...y encima laburar....después de una cerveza..UNA!!! En qué estabas pensando? Ni siquiera dejaste que durmieramos bien, vos y todo nuestro cuerpo! 

Encima tengo la caradurés de seguir tomando lo que queda de mi taza (porque yo tomo en taza, porque tengo la teoría que los vasos que poseo huelen mal) y sigo tomando hasta que se acaba y quiero más, viste....quiero tomarme 13 más, aunque sé como termina la mano. Yo, en un no pedo...con sueño, pensando que soy graciosa, viendo luces dobles, pero completamente sobria, o sea, nada muy loco sucede. No digo cosas graciosas y tampoco las hago. No es que ahora me pongo en terlipes y le bailo al gato y me gato se rié. O que me caigo en el baño y me río y le hablo al Inodoro...ni siquiera sé porque puse Inodoro con mayúscula, tal vez porque me parece gracioso.

Pero nada más estoy sentada en bata, mirando cosas graciosas, completamente seria, como si estuviera buscando en yahoo respuestas los síntomas de una enfermedad que tengo que obviamente, según yahoo respuestas, terminan en cáncer. 
Como cuando recibís un análisis que te hiciste, de sangre ponele, y ves todas esas mierdas de las que no entendés un carajo y te ponés a buscar por la internet, cuáles son las medidas estándar de esas mierdas, para saber si estás bien o a punto de morirte de cáncer. Porque tampoco hay punto medio. O estás bien o te morís de cáncer. 
Porque ahora el cáncer es lo peor. Te duele la nuca y ya de inmediato pensamos que tenemos un tumor en la nuca. O te duele la columna y ya te ves haciendo quimioterapia, media pelada, tomando la decisión de raparte por completo. Y ya empezás a pensar en cómo luce tu cabeza rapada y si tenés la forma adecuada para no tener pelos ahí, y con qué sería propicio taparte la pelada, tipo con pañuelos o con gorros y depende de la estación del año para saber qué gorros serían los indicados. Y pensás en cómo se lo dirías a tus seres queridos y te ponés a llorar. En serio... yo hice esto............varias veces. Me lo imaginé viste, y lloré pero no porque me dolía la idea de imaginarme toda la cuestión, lloré a la fuerza porque me parecía correcto tener que llorar mientras decía un monólogo super conmovedor a mis padres, sobre una situación ficticia que nunca ha ocurrido.

Y, aunque suene a chiste negro, en serio, me he imaginado en la cama de hospital diciendo las últimas palabras, pensando en qué legado le he dejado al mundo, uhhhhhhh la concha de la lora son las 4:20, ya pasaron 20 minutos??? malísimo, malísimo que se pase el tiempo así. Yo mañana laburo.
Bueno la idea la entendieron, era yo con una cerveza pensando que soy graciosa.


Chau.



ASÍ YO NO.......EL BLOG QUE, YA ES RE TARDE, OTRO DÍA ME INVENTO LA FRASE.