Pasa y seguinos...para hacer facha no más
RSS

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Mentiras y Prohibiciones absurdas, de los padres. I

Podría hacer una introducción meritoria, pero tengo paja y la cabeza seca.
Sólo se que hace unos días, cocinando recordé estas pelotudeces de los padres y decidí hacer una nota.
Después de probar la "nueva interfaz de blogger" (viste que le ponen interfaz), empiezo a enumerar cosas que yo recuerdo:

1) Sé que “la desaparecida” no recuerda muy bien esto, pero yo si. Lo que no recuerdo es si era mi viejo o mi vieja el que lo dijo. Cuando vivíamos todos acá, en Buenos Aires, mis viejos tenían una botella de Whisky guardada debajo de la cocina, se ve que era de marca porque uno de los dos me dijo: Esta botella tiene veneno, si lo tocás te convertís en un esqueleto. Manso miedo le tuve a esa botella…por muchos años

2) Si te comés las semillas de la sandía, te crece una planta de sandía adentro. Esa me la decía mi abuelo…pedazo de guacho…tendría una selva de sandías ahora en la panza. En ese entonces para comer un pedazo de sandía estaba 10 horas, para sacarle todas las semillitas.


Una prohibición pedorra:

No patees las piedras porque se van a romper las zapatillas!!!!- wtf? Re poronga eran las zapatillas, imaginate tropezando con una piedra y las zapatillas abriéndose cual capullo de flor en plena primavera. Eso me decía mi vieja.


A Charo la madre le mintió con que tenía 27 años...por muchos años.

Otras de las prohibiciones de mi vieja era antes de salir de casa, a "La desaparecida" y a mí.

-No se les ocurra pedir nada a donde vamos, ni de tomar ni de comer-

Lo primero que hacía yo cuando llegaba.

yo- Mami tengo sed- Chau, una cara de orto!!!! Después más o menos aprendí y le decía:

yo- Ma, te puedo decir un secreto?-

mi vieja- No, los secretos en reunión son mala educación-

mi cara- :S -


Tanto a Caila como a Charo, les metían esa mierda del cuco, que el cuco no se qué pija y el cuco no se que otra. Yo esa del Cuco no me la comía...no es que me haga la copada, pero nada que ver esa del Cuco. (no estoy ni ahí con vos Cuco).


En algún momento, tal vez, recuerde más. Ustedes podrían aportar algunas eh...!


Así yo no, el blog que rememora pero no mucho.



6 comentarios:

Canela dijo...

Mi madre me prohibía probar café porque decía que "me iba a poner loca". Sin sentido

Staff de Bla Bla Bla dijo...

La que me pesaba a mi era: "a dormir la siesta o si no viene el hombre de la bolsa...". Fruta...

Moncha J Smith dijo...

Canela: Probaste el café al final??
Genial tu vieja, terrible imaginación!

Querido staff de Bla Bla Bla:
Si, a las entrevistadas (Caila, en este caso) Le decían que no podía salir a jugar en la siesta porque venía el Cuco. Acabo de comprobar que el Cuco y el hombre de la bolsa son la misma cosa.

El Mostro dijo...

Las semillas de sandía se escupen al que tenés enfrente.

Cuando eramos muy pobres, si había visita, mi vieja nos preguntaba "¿quieren más?" y te pateaba por debajo "no, gracias".

La principal prohibición era que no me cogiera a mi prima, "porque pude salir un niño mogolico"

Hugo dijo...

Nunca fueron de prohibirme muchas cosas, a lo sumo cuando era muy chico mandarme a dormir medio temprano.

Como que me dejaron experimentar... Y así les salí.

Moncha J Smith dijo...

Mostro: Genial tu vieja con las visitas!!!!!!
Me hiciste acordar de lo que decía la mía cdo teníamos invitados, para que ofreciéramos lo que estábamos tomando o comiendo y yo decía: querés? y ella decía: querés dijo tomás...
que mierda!
Lo bueno es que te podías coger a tu prima, mientras no quedara embarazada, verdad???

Huguito: ustet si que la disfrutó!!!
besos