Pasa y seguinos...para hacer facha no más
RSS

sábado, 22 de enero de 2011

Portal a otra dimensión

Como he publicado dos notas juntas casi simultaneamente (que copada que soy) coloco aquí el link de la nota anterior (porque seguramente les de paja bajar mucho) del poema ese del que hablé en la oootra nota: POEMA

Ya hecho esto paso a la nota del blog.

No se si ustedes han notado (y con ustedes me refiero más a ese sector femenino) un cambio casi trascendental con la edad. Ese cambio que vemos a la hora de cambiarnos de ropa, muda o como quieran llamarlo.
No, no estoy hablando de que con la edad aparecen estrías, celulitis y otras cosas desagradables de las cuales me puedo quejar, pero que no vienen al caso, proque tampoco estoy tan vieja.
Hablo de la ropa en sí.
Cuando yo era una niña y podría decir que fue hasta los 15 ponele (porque siempre fui media ingenuota por no decir boluda) yo usaba una sola prenda. Digo, hoy me ponía un pantalón cualquiera, con una remera cualquiera y tiraba con eso hasta el otro día fácilmente. Podía hasta dormir con esa misma ropa. Obviamente poco me importaba la combinación de colores, telas, estampados, etc. Simplemente me vestía por una cuestión de costumbre y dale que va.
A partir de esa edad, algo cambió...algo creció en el interior de Moncha J. Smith y se fue todo al carajo.
Ahora me levanto y no me cambio nada hasta que tenga que salir hacia algún lugar (donde seguramente no me quieren ver la mitad del culo, por mi pantaloncito rotiento).
Cuando una se cambia, agarra y abre el placardts y piensa:
Este pantalón es mejor porque tiene bolsillos, este no porque encima que no tengo culo, me lo disimula más, este tampoco porque no me gusta. Y con este pantalón me pongo esta remera...no pará, para esta remera me tengo que poner corpiño copado, pero no tengo ganas, pero si me pongo esta otro con un corpiño cualquiera y justo vamos a tomar algo y hay alguien que vale la pena...mejor me pongo el corpiño copado, aunque sea para simular que soy mujer, generalmente...
Así vamos probando y desprobando varias prendas de nuestro guardarropa y ¿Qué pasa?
Oh! se nos hace una pilita de ropa ¿Dónde? se preguntará usted, pues en una silla naturalemente. Porque puedo apostar que toda mujer o casi toda mujer tiene una silla en su cuartito con ese ese único fin, acumular ropa.
Entonces cuando uno vuelve a cambiarse, porque sucede que una se va cambiando según la situación y puede que este hecho ocurra más de una vez al día, no encuentra tal cosa o tal otra y se ofusca y dice "No tengo que conchas ponerme". Algunas desesperan, no es mi caso.
El punto es que cuando la pila de ropa se hizo un monte Everest y se comienza a dudar si es ropa o un enano escondido, se hace orden o al menos se intenta. Resulta que la bikini esa que te levanta las tetas y el pantalón que te gustaba pero cuyo cierre andaba medio pal traste, estaba ahí. Vaya a saber uno por cuanto tiempo estuvo ahí...probablemente el pantalón hasta tuvo hijos, se separó y ahora esta enfrentando un divorcio tumultuoso. Tal vez la bikini que te levanta las tetas se hizo famosa en bailando por un sueño, pasó por todas las revistas medio en bolas, fue 583 veces al programa de Rial, estuvo en la cima de la fama y ahora no es nadie...porque, vamos, ha pasado tanto tiempo que esas prendas ya casi ni forman parte de tu guardarropas diario.
Entonces nada de eso nos queda ahora, o nos queda pero para el orto o nos queda bien, pero tenemos un pantalón mejor cuyo cierre anda a la perfección o más simple, tiene botones.

Entonces.....¿Existe forma de evitar la pila de ropa en un banquito? y yo me pregunto esto porque también sufro de la enfermedad acumulingitis de ropa, crónica.
¿Hasta qué punto podemos acumular? ¿Está bien esto de acumular? ¿Qué diría freud de todo esto? Bueno, esa pregunta es fácil de responder, seguramente tenemos un trauma infantil con nuestros padres, algo relacionado con un sueño sexual que se acumula y por eso acumulamos ropa que no usamos, como nuestros deseos sexuales, etc, etc, etc.
Lo que quiero decir es: acumular ropa no sirve ni mierda. Hay que ser sinceras, no caigamos en la facilidad de decir: "Es que está cerca" o "Es más accesible", porque...no es que tu ropero o lo que sea que uses para guardar ropa (a no ser que tu accesorio guardarropa sea sólo esa silla) es un lugar de difícil acceso. No es que tu placardtss es un juego de mente ni una carrera de medicina.
Simplemente sos una pajera de mierda, como yo que tirás las cosas ahí sin ningún motivo alguno y después te preguntás porque mierda se acumuló tanto y te quejás de tu desorden, bla bla bla.

Evitemos la acumulación de ropa en sillas, banquitos, etc...Tené en cuenta que ningún yogurt te va a ayudar con esta acumulación. Recordá que el guardarropas tiene sentimientos y lo estás dejando sin empleo.

Así yo no, consejitos inútiles...

5 comentarios:

eltauromquico dijo...

Te cuento que existen otras mujeres que no tienen la silla junto al ropero y por lo tanto no les queda mas remedio que volver a colocarlo de donde lo saco.

un beso

Moncha J Smith dijo...

Me encuentro algo escéptica...

Gabriela dijo...

un dia se me ocurriò acomodar los muebles de esta casa, redecorar mi cuarto y esas cosas.. por lo que redistribuí los muebles que habia en el mismo y puse otros neuvos divinnnnnnooooooss!!
a los 4 meses mi hijo mas grande, que habia heredado el chiffonier me pidiò porrrfavorrrr que le sacara MIS calzones de sus cajones...


yo no tengo la silla junto al ropero, sino un silloncito precioso al otro lado de la cama.... pero tengo TOOOODDAAA la cama disponible para revolear ropa mientras me cambio.

Soy de la que eligen el atuendo de memoria, lo ponen sobre la cama y se acomdan el pelo y la cara.. cuando me toca vestirme hago un bardo que ti la voglio dire para ponerme lo que habia seleccionado primero.. NO FALLA, pero no puedo despegar de esa rutina enfermante.

En otro orden de cosas me encantò el poema! no se si decir esto porque surge de emociones intensas y decir que me gusta que sientas asi no se si esta bien... pero al menos esas emociones te generaron algo positivo como la capacidad de generar esos escritos y eso es lo que vale.

besoo!

Elisa007_ Estrellandose contra el mundo que la rodea dijo...

yo no acumulo ropa en el banquito sino que la revoleo en la cama y despues en vez de gurdarla ordenadita la agarro tooda y la meto adento el ropero como entre........
por suerte mi ropa poco se arruga

Moncha J Smith dijo...

Gabi: muchas gracias por contarnos su experiencia, es una especie de orden desordenado. bien mujeril.
Gracias por lo del poema, no se preocupe, los sentimientos son todos del poema.

Eli: sea cama, banquito o silla, es el mismo folklore.