Pasa y seguinos...para hacer facha no más
RSS

sábado, 22 de enero de 2011

A los que querían el poema...tomennnnnnnnnn

Para todo aquellos (o sea esos dos) que rogaron para que yo publicara (nunca nadie mencionó la palabra "publicar") el poema por el cual he ganado los dos millones de euros, se los dejo acá. Aquellos que esperaban que sea un poema de arco iris, flores y azúcar (tipo las chicas superpoderosas) lamento comunicarles que nop, nada que ver.
A todos aquellos que no les guste...los apoyo, hay gente mejor sin duda. Y a todos aquellos que no tengan ganas de leer esto, que nada tiene que ver con el estilo del blog, esperen que está saliendo del horno la nota de "Así yo no".

NUNCA
Que las sombras me comen las miradas y yo ruego porque pase.
Rompiendo mis pieles de persona, cambiándole el nombre a mi reflejo de piedra.
Hacer hoguera de mis ilusiones, que despiertan en el día cual bebé hambriento.
De una frase que rezaba mentiras que nunca cumplí.
Tengo esta herida abierta de lado a lado, con miles de adjetivos escupiéndose en sangre.
Que es mi noche la que me mira raro, que me quita el sueño.
Que soy yo la que bendice mis penas de derrotas eternas, la que espera hasta el día último para nombrarse nunca.
¿Qué fue de todas mis yo, labrando papeles de mi infinita voz interna?
De este rincón con uñas y pellejos de los costados de los dedos ajenos. Yo te acobijo querida muerte. Yo te doy nombre, amiga locura.
Yo, persona de ojos neutros, con nada que decir, nada de rosas que vendrán.
Yo, de telones inacabados, de palabras vacías y huecas.
Yo, hecha de trapo, con corazón de huesos de promesas rotas, incumplidas.
Yo enamorada del amor inútil, de su ojo izquierdo más que del derecho. Yo te regalo un beso negro, un beso que trepe el cuello, un beso que te caiga en la boca.
Yo, queja incierta de la garganta muda que me dice...hoy me dice "repetida".
Que deje mis fotos, que deje los rezos. Sola, en otra noche para no verme jamás.
Y así voy, quemando lo profundo. Tocando los ángeles de todo el mundo, perdiéndome, lavando esta y miles de culpas.
Porque no puedo cargar con los cuerpos muertos de todos mis errores, para caer por siempre en un resplandor de soledad.
Nunca más a la sonrisa, nunca más al sol. Segundos del mundo que mentí, que inventé.
Teatro de mi mejor caída, esta es mi sangre real. Esta es mi pieza quebrada de sueños.
Esta soy yo ahora muerta, real de aire y células, real de corazón y latidos y aún así, tan lejos de mí.
Son todas las vidas que perdí mientras vivía esta, sin sentido, sin paradero alguno. Y nunca, nunca será mejor si me quedo.
Porque puedo atravesar mis piernas con mi verbo, darle a mi lengua un disparo profundo de poesía, pero esa yo que quiero, esa yo que vi en intentos, esa yo muere en vida.



By Monchita J. Smith

2 comentarios:

E. dijo...

Por qué los que pidieron el poema ya nada dijeron, bueno, a mí me gustaron, impactaron, atrayeron unos versos, en otros te pasaste y ya no me fue gustando mucho, pero de todas formas me gustó, no para sentirlo abrasadoramente, a excepción de los versos que te digo, pero ni modo, eso pasa..., pasa pocas veces que de verdad te guste un poema completo. (Yo estoy lejos, y no puedo poner corchetes que son los que me gustan, y creo que yo estoy con vos pero no estoy seguro pero casi sí porque de allí te tomé/agarré para verte).

E. dijo...

Qué burro soy, puse atrayeron, bueno, es atrajeron, aunque debería de ser como lo escribí de primero.