Pasa y seguinos...para hacer facha no más
RSS

viernes, 23 de julio de 2010

Mañanas burocráticas.

A continuacion ustedes, señores lectores, gozarán de la historia de dos mañanas burocráticas, seguidas.
Pilar comenzó con su tratamiento de ortodoncia. Para ello hacía falta sacarse unas radiografías. Cuando se las pidieron, llamó por ahí para ver precios. Le salía como 100 pe cada una y eran 3.
Esperó un poco y luego la llamaron del "centro odontológico", un lugar donde te hacen ese tipo de tratamientos más baratos, donde uno tiene que hacer cola, llamar, esperar, enojarse con la gente, esperar, llamar y esas cosas. Pilar estaba inscripta en el "centro odontológico" hacía bastante tiempo, pero nunca había lugar para ella, pero la llamaron y le dijeron que fuera para que los "doctores" observaran su caso y vieran si la aceptaban. Fue Pilar, feliz de que si la aceptaban (cosa segura, debido a deterioro de su caso) iba a salir tooodo más barato.
Así fue, la aceptaron y el primer paso a seguir era...sacarse las mismas radiografías. Le aconsejaron ir a la facultad de odontología, donde le harían las radiografías, todas a un módico precio de 130 pe, por decir algo. Pero así y todo sus papis (ya que Pilar no tiene trabajo) no pudieron pagarlo el primer mes. El segundo mes vio a su dentista de "el centro odontológico" y este la cagó a pedo por no tener las radiografías. Así que Pilar prometió llevarlas para la próxima.
Entonces Pilar fue este Jueves a la facultad, porque sus padres le habían conseguido el dinero. Se tomó los micros correspondientes y cuando llegó, se encontró a la facultad y al centro universitario, vacío, estaban todos de vacaciones. Pilar sabía de las vacaciones, pero pensó que el servicio de radiología no cerraría, debido a que es un servicio para toooda la comunidad. En fin, media en bolas con las radiografías llamó a su señora madre que solucionatodo, quien le aconsejó ir a un lugar sobre Necochea y San Martín donde sacan radiografías. Se fue Pilar hasta allá con su orden y consultó con la muchacha del lugar. Esta le dijo que dos de las radiografías se las cubría su obra social, la otra..no, y que la que no cubría salía 100 pe. Le dijo, ademaás, que tenía que pagar el co-seguro pa´las radio (ahora les diremos radio, porque la palabra es re larga) que la obra social le cubría y que necesitaba ese papelito para sacárselas. Pilar algo confundida (porque no había tenido obra social desde que era chica, cuando su madre le hacía los trámites) se fue, en ese mismo momento, para la obra social a preguntar...unas 10 cuadras más allá.
Ya ahí le dijeron que no, el co-seguro se pagaba en este lugar de necochea, pero que las radio se las podía sacar ahí, en la sede de la obra social. Por qué antes no se las sacó ahí? Bueno, porque las máquinas estaban rotas.
Entonces le quisieron dar turno para el Martes (recordemos que era Jueves) pero Pilar debe entregar las radio el día Miércoles así que, como en el lugar de Necochea las entregan antes, se fue otra vez para allá.
En Necoche y San Martín la recibieron otra vez, Pilar quiso pagar el co-seguro pero no. La orden que llevaba no era de su obra social, por tanto tenía que pagar como particular. Pilar, con hambre, enojada y cansada de caminar 20 cuadras así de una, se fue a comer y luego a su casa, con un humor de la concha.
El viernes, se levantó nuevamente para agarrar la vieja orden que tenía (la de los odontólogos que no pertenecían al centro) y se fue a Necochea y San Martín. Pero antes, muy viva Pilar, pasó por su obra social para asegurarse que no estuviera vencida. Allí le dijeron que no, estaba bien. Feliz Pilar de que el trámite estaba llegando a su fin, fua caminando las 10 cuadras a Necochea. En el lugar había cola, esperó, escuchó a varias viejas quejarse, se contuvo y esperó. La chica de Necochea (decimos Necochea porque no recordamos el nombre del lugar) le dijo que la orden estaba vencida, sí, vencida; a lo que Pilar indignada respondió que venía de su obra social y le habían dicho que no. La chica del puto lugar este, le dijo que estaba vencida y punto.
Ya recontra caliente, Pilar se volvió 10 cuadras a su obra social, putiando a todo ser viviente que se le cruzara, así como también a todo ser inanimado con alma de objeto, tal como la puta orden esa de mierrrda, esa y la otra del centro odontológico también.
En su obra social, charló con el mismo hombre de antes. Este buen hombre la miró con pena y fue a ver si había algún odontólogo que le rehiciera la orden. Al no encontrar a nadie pregunto a Pilar por qué no sacaba las radio allí. Pilar le recordó toda la historia y el hombre la miró raro. Se fijó de nuevo en su agendita de turnos y le dijo: "El lunes tengo un turno a las 4, si venís te saco las 3 radio a menos de 60 pe, y te las entrego antes del miércoles, que es cuando vos las necesitas". Pilar aceptó gustosa de no tener que volver a caminar 10 cuadras más, sacó su turno y se fue.
Pilar perdió dos mañanas completas de trámites burocráticos, idas y venidas, odio al mundo, y estrés por no llegar a nada, ya que en ninguna de las dos mañanas se pudo sacar las putas radiografías, entonces pensó que si tanto el señor de su obra social, como la pelotuda marca cañón del lugar este en Necochea, le hubieran dicho bien las cosas, Pilar no habría gastado tanto tiempo al pedo. Que triste para Pilar.

Así termina la historia de "Las mañanas burocráticas", en esto que llamamos "así yo no".

Qué joda eh?

4 comentarios:

Gabriela dijo...

que Pilar le cambie la media suela a las champion... porque entrò el una voràgine de la nunca en su puta vida podrà salir!!!

En ese sentido la adoro a Violencia Rivas cuando los corre a todos con la moto... yo harìa lo mismo o màs!!

Moncha J Smith dijo...

Si la verdad que si. Pilar debería poder llevar a Violencia Rivas en estos casos para qu haga algo al respecto.

Elisa007_ Estrellandose contra el mundo que la rodea dijo...

ADORO A pILAR LA RE BANCO !!!

Moncha J Smith dijo...

si, Todos queremos a Pilar. Esperemos que aparezca más seguido con sus historias.