Pasa y seguinos...para hacer facha no más
RSS

sábado, 9 de noviembre de 2013

La fammm

La fama no ha tocado mi puerta, no. Para qué? Yo soy de la clase de persona que tiene que seguir en el anonimato porque... soy más mejor así.

Cuestión:
Juanita y yo (ya saben quién es Juanita, no rompan las pelotas) nos vamos a la presentación de una revista donde ella participó. Para mí que esta invitación tenía que ver con el hecho de poder refregarme en la cara que ella está teniendo éxito mientras se rasca la argolla y yo, que también me la rasco, no estaría pudiendo.

En fin. Cuestión que ya del vamos todo empezó para la cajeta. Me pasa a buscar por casademí y cuando bajo le digo que me olvidé su regalo de cumpleaños (sí, todavía no se lo di, le sigo prometiendo y siempre me olvido) subo a buscarlo y no lo encontré. Seriamente, sigo sin encontrarlo, tengo la teoría de que me lo robaron, ya veremos. Empezamos a caminar, ella dice tener hambre. Dale, compra una gilada de esas raras, que son snacks raros y como para la pachamama que crece en su interior se compra un jugo de naranja. Empezamos a bajar por Callao para agarrar Rivadavia y ahí tomarnos un tapsi, porque la historia esta de la revista era sobre Rivadavia.

En fin, había mucho kilombo en la calle. Había un cacerolaso, más bien un cacerolín. Nos cerraron todas las calles por las que íbamos a cruzar. Así que tuvimos que volver a Corrientes y empezar a bajar casi llegando a Eleven, que decidimos tomarnos un tapsi ahí, porque Juanita no creía llegar a sobrevivir Eleven con esa cartera grande grande que llevaba.

Nos subimos a un tapsi y Juani sin miramientos le cuenta al tachero que está todo cortado porque hay un cacerolín y porque al parecer (información sacada de una señora en el baño de mc donalds, que le tiró la data) estaban trasladando a la presidente. Creo que desde ahí en más el tachero nos tomó cariño. Más aún cuando yo empecé a contar mis problemas psicológicos (a pedido de Juani) en gallego. Y más aún cuando vamos llegando y nos pregunta si es una casa, un bar o un local...y no sabemos qué responderle. 

No sabíamos a dónde íbamos, bien. Nos bajamos, el tachero nos regala un peso. Bárbaro, empezamos a subir y no, teníamos que bajar, empezamos a bajar y no, era en la vereda del frente. Llegamos, es una casa media antigua. Tenemos miedo de entrar y no salir, tipo...que nos vendan los órganos (razón por la cual le pedimos al tachero que recuerde nuestros rostros). Nos fumamos un pucho cada una, a destiempo, porque somos medias pelotudas o porque había que hacer tiempo. Mientras miramos los perros pasar, la pendeja cara de puta que atendía la peluquería y el cajón de verduras que Juani se quería llevar para su nueva hija Ramona. 

A mí me animó a subir el ver a un pibe que salía con un vaso con cerveza. Si hay cerveza no puede ser tan malo, verdad? 

Subimos, nos atiende un muchacho alto, con barba de verdad y un bigote postizo. Ajam.
Además hablaba mitad gallego y mitad argentino. Estaba ahí para bienvenir a la gente y entregarle un número rifal. 
Le entrega el 69 a Juani, le dice que estaba esperando a un mujer para dárselo. Inmediatamente hacemos el chiste de que yo me tengo que resignar a lo de dar tortón. A mí me entrega cualquiera, porque le chupo tres huevos y encima no llevo pollerita. Igual no entendí porqué el gallego.

Entramos, hay un bar. Es un bar. Juani quiere ir al baño, parece ocupado, esperamos, esperamos, esperamos. Juani toca la puerta (porque escuchábamos voces en el interior), vuelve a tocar. Nos abre un mina. Juani pasa. O sea, habían dos minas charlando en el baño.

Volvemos a la cosa esta, no hay lugar por ningún lado, pedimos unas empanadas para ella y la cerveza para las dos, nos sentamos en la barra. Un pibe me quiere regalar una picada y Juanita les dice que ya pedimos empanadas y yo me quedo con cara de Pinypón. Se libera una mesa, nos mudamos, se arrepiente profundamente de lo de la picada, ya está...me lleva ahí para mostrarme su éxito y encima me niega la bendición de una picada regalada. Esta mina no me quiere.

Comienza a disfrutar de su fama, la gente de la revista va hacía ella para agradecerle y regalarle revistas y papelitos y cosas y va la gente y la saluda y dicen: Ella es Juanita. Y todos dicen: me gusta mucho tu trabajo. A mí me presentan como: ella también tiene un blog. 

Después de que dejan de saludarla y ya nadie quiere conocerla, me dice que vaya al baño para ver la fauna. Entro y encuentro un grupo numeroso de minitas que se quieren hacer las raras (entre ellas un ejemplar casi idéntico de Muriel Santa Ana) que charlan en círculo, cual patota, y dicen una sarta de pelotudeces cósmicas, tales como: Chicas, hacemos silencio? Jugamos al silencio?
Esto es 100% verídico, o sea, existe gente así de mamerta.

En fin, entre esas cosas me voy a fumar un pucho y vuelvo a la mesa, para encontrar que Juanita me ha remplazado por la muchacha de otro blog...ELLA , para ser exactos. Es loco esto de la comunidad bloggueril y que nos empecemos a conocer las caras, etc. Está bueno. Nos reímos las tres y después Vale se retira probablemente porque le dimos vergüenza, nos suele ocurrir seguido.

En un momento de la noche a un pibe de la mesa de al lado se le cae la silla, Juani la levanta y también un bolso que se había caído. Al final de la noche este pibe le pasa el numerito de la rifa y le dice: Si gano me llamás? Ahí nos damos cuenta que le puse su número atrás.
El levante de esta mujer no tiene límites, quién puede conseguir el número de un muchachito sólo, levantando una silla. Es genial, por esas cosas me enorgullece hacerme pasar por torta con ella.

Nos aburrimos a las 12 y nos fuimos a comer pizza de parado en Güerrín.

Gracias Juani por las aventuras.


ASÍ YO NO, EL BLOG QUE NADIE CONOCE...(como Batman, somos un misterio)

9 comentarios:

Juanita is dead dijo...

me querés cagar la carrera?
eso querés cara de puta?
puta puta puta!
iba a escribir sobre el chico del teléfono, pero como sos muy puta me ganaste de mano
ya te pedí perdón por la picada. puta.


gracias a ti esposa puta!gracias totales

Hugo dijo...

Vengo del face porque leí la palabra "tetas" y debo decir que me siento MUY defraudado.

Me voy a dormir la siesta mejor.

Moncha J Smith dijo...

jajaja.
Mirá pendeja cara de puta, vos me pediste que escribiera y eso hice!

Hugo: Al menos ahora sabemos que funciona!

Bigote Falso dijo...

¡¡¡¡¡¡Bienvenida, eres parte activa de Bigote Falso!!!!!!

Eso te diríamos si no te hubieras abrurrido en la fiesta.

No, en serio, y eso que no vieron lo que vino después: Cantamos un karaoke de Cristian Castro, con finos bigotes dibujados con birome.

Moncha J Smith dijo...

Discúlpenme pero yo estaba lejos de la fiesta, no entrabamos y no sabria decir si la presentación fue divertida o no. Estaba del lado del bar y me aburrí. Yo me aburro hasta escribiendo acá. Debería haberme quedado para lo del karaoke. Damn it!

Vale dijo...

AJAJJJJJAJAJAJ!!!
No, no me fui por vergüenza, había abandonado a mi amiga, que como no tiene blog, fue presentada como mi "guardaespalda", para protegerme de los fans, ya que yo también soy famosa ponele. "famosa", jjajjajaa!!!

Aprovecho para dar fe del episodio del número del pibe, no se pelién, no discutan, escriban las dos y ya.

¡Y que se repita! (Qué cosa, lo dejo a tu criterio)

Vale
("la muchacha del otro blog", je)

Cerebrito. dijo...

Me pierdo la presentacion de Bigote Falso por el laburo, y me vengo a enterar de que estuvo buenisima, como esperaba, pero me rompe las pelotas porque me la perdi. Y me entero de que Juanita esta re fuerte, y tambien me la perdi.

Y mis amigos de Bigote, Vale y Juanita se salvaron de tenerme delante. Y Moncha no tuvo la chance de ignorarme cuando me presentaran como 'otro que escribe un blog'.

Eva Letzy dijo...

Jajaja, me hiciste reír.
Por mucho que levante fijate la pizza se la come al final de la noche con vos. De todos modos no le podés perdonar lo de la picada, jajaja.
Saludos

Moncha J Smith dijo...

Vale: gracias por validar mis sabias palabras. Esperemos que sea lo que sea se repita.

Cerebrito: Tenemos que organizar otra aparte, entonces. Para pasar vergüenza y esas cosas.

Evita: Ah si, yo sé que al final de la noche me la llevo yo (?)