Pasa y seguinos...para hacer facha no más
RSS

lunes, 18 de noviembre de 2013

Amores perros.

Hola, si.

Todos pasamos por un momento de equivocación monumental en la vida y cargamos con una mancha en el prontuario amoroso o casi amoroso. A todos nos ha pasado en algún momento decir "Qué le vi a este calabaza???".

Algunas personas, más propensas a cometer errores de tamaña naturaleza, tienen varias manchitas. Yo soy una de esas, sí...yo aquí.

Para limpiar un poco la imagen que les debo estar dando de mí misma, vale aclarar que muchos de estos errores humanos no han llegado a relaciones (gracias a los antiguos dioses y a los nuevos). Pero este caso en particular, que pasaré a redactar a continuación, ha sido el caso del que todos se encargan de recordarme, para cagarme bien la vida.

Esto no fue hace mucho, harán unos...6 meses o más. Yo ya laburaba en la estación, dónde ocurre el crimen en cuestión. O sea que no puedo decir que estaba borracha o era muy piba, lo admito.

Esa tarde ocurrió que una señora nos compró un aceite de 4 litros para su camionetita, mi compañera le aconseja el correspondiente y la mina decide ponerselo ella. Terminado el asunto, la señora arranca  y se queda frente, pegada a nosotras en la calle, esperando el semáforo cuando sentimos como si estuviera acelerando a más no poder. La miramos, sorprendidas y de repente un humo blanco le empieza a salir del capó. Y se aceleraba más y más, y había más humo. La señora se baja asustada, mientras la camioneta se seguía acelerando y nos pregunta a nosotras, qué pasa, qué aceite le dimos. Para ese entonces el humo empezaba a preocupar. Le grito que apague el motor y me muestra la llave en la mano y me dice que está pagado. Pero la camioneta seguía acelerando.

Le aconsejo que se aleje de la camioneta, me pregunta qué aceite le dimos, le digo que el aceite no es el problema, entonces me dice que le puso los 4 litros...sin medirlo. Tras una rápida deducción, entendemos que le puso de más la muy bruta. La camioneta parecía a punto de explotar, yo he visto choques, robos, accidentes, fuera y dentro de la estación, pero esta vez fue la única en que sentí que algo grave iba a ocurrir. El humo cubre toda la camioneta y nos empieza a cubrir a nosotras, a la estación y dada las circunstancias de que es una estación de servicio, miro a mi compañera que parecía atónita y le seguía cargando nafta a un auto (como si fuera el capitán de un barco, que no puede abandonar) y le aviso que voy a llamar a los bomberos. Me voy corriendo, ya sin ver nada, porque el humo blanco cubría la calle y toooda la estación, llamo a mi superior y le aviso. En ese entonces la camioneta perdía aceite por el caño de escape, humo por el capó y agua, porque se le pinchó el radiador. Pero justo cuando vamos a llamar, la camioneta para y deja de largar humo. La señora casi se desmaya en nuestros brazos y algún vecino o auto que pasaba por ahí, se cruza con la chica policía que anda caminando por los alrededores. La policía llega corriendo y mientras venía le avisa a los patrulleros.

Aclaro que el humo era tal, que todos pensaban que la estación explotaba. Pero ya había pasado todo y los patrulleros llegaron igual. Como cuatro patrulleros pararon por toda la estación, tuvimos que cerrar un toque (una alegría descomunal para nosotras) y también cerraron parte de la avenida, donde se encontraba la camioneta.
De uno de esos patrulleros se baja un poli, y me dice: hola, cómo andás? - Bien, vos?- Le respondo yo sin saber quién catso es. La cuestión es que pasan muchos polis por la estación, más porque nosotros tenemos que hacerles café gratis, así que en las noches vienen como 10 a rascarse las pelotas y tomar café gratarola, deduje que era uno de esos polis que yo no recordaba.
Creo que me pregunta qué había pasado y yo le cuento.
En un momento, me llama por mi nombre de pila y me pide que me acerque, entonces me dice:
- Si yo te pido tu número, para invitarte a salir, sin compromiso, vos aceptás?- Mi cara...MI CARA SEÑORES!! Yo no estaba entendiendo nada, nada, nada y titubee, no sabía qué decir, me llamaban por otro lado, mi encargada y sin pensarlo demasiado (claro está) le dije que si y le pasé mi número a quien desde ahora en más llamaremos, "poli". Poli me dice que me va a mandar un msj para que yo le agende el número, ok.
Tres horas después cuando me voy al descanso tenía su mensaje con el número, una llamada perdida y un msj en whatsapp. Y simplemente dije, mierda...se quería comunicar.
Esa misma noche cuando yo salía de laburar, me llama. Hablamos un rato largo, aunque yo detesto hablar por teléfono, le hablo, porque me dije (muy idiotamente) para mí misma, vamos a darle una oportunidad.
El me cuenta que en realidad nos hemos visto varias veces, en que yo lo he atendido (cosa que no recuerdo) aunque por educación le dije que me acordaba de una. Me decía que yo le encantaba (?) que quería conocerme e invitarme a salir. Ajam. Me cuenta que escucha música electrónica (ajam) que tiene auto y que es feliz siendo policía (AJAM...). Me pregunta qué música escucho, le cuento un poco y me dice que no conoce a nadie de los que le meciono...aaajam. Me pregunta cuándo salimos y le digo que no puedo salir así como así con él, porque no le conozco. Concuerda, me dice que es muy respetuoso, que me espera lo que yo necesite (como si me hubiera pedido tener sexo) y que él se considera un buen tipo, que me puedo quedar tranquila (re contra ajam).

Al día siguiente me llama al mediodía, en la tarde y en la noche nunca lo atiendo porque estoy laburando, pero le aclaro que a mí no me gusta hablar por teléfono demasiado, a lo que me responde con un llamado que por suerte se interrumpe por la falta de señal que hay en los subtes.

Así sigue la cosa, como por 3 días, en que me escribe y me llama todo el tiempo. Un día escribiéndonos, me manda una foto...de él...a mí...una foto en que salía (esto es verídico) él, con un pantalón babucha de esos que parece que te cagaste y andás con el sorete colgando y una remera ajustada, gel en el pelo, y con cara de Chuck Norris. Quiero aclarar que toda su vestimenta era color rosa o porque la luz era paupérrima o porque la foto y los colores de la misma, eran paupérrimos o porque realmente el pibe se vestía entero, de rosa.
Además de que me manda la foto sin que haya una conversación previa que amerite el envío, me pregunta: Te gusta?
W T F???????????????????????????????????

A esa altura me estaba cagando de la risa de él, si me gusta?? qué onda?? ni que me estuviera mostrando una foto subida de tono, porque esa es pregunta de pajero. Además, preguntar eso, siendo una foto tuya, es como darle auto like a tu propio estado en Facebook o a tu propio comentario. Es como chocar los 5 con vos mismo. Una pelotudés sin precedente.

Desde ahí comenzó la cuenta regresiva. En cierto momento le dije, loco...qué onda? no soy tu novia para que me llames 3 veces por día, te dije que no me gusta hablar por teléfono, te lo tengo que dibujar para que lo entiendas?
Dame espacio chabón, no existe el misterio con vos, qué embole!!!

Con el paso del tiempo escribió cada vez menos, porque yo no le contestaba y después de varios meses, una vez cada 2 semanas me escribía: Hola. y nada más.


A mí sola me pueden pasar estas cosas, quién carajos me manda a darle el número a un policía metrosexual???

Admito que por un lado debe ser esa parte mía, tan malvada que me puede, me encanta cortarle el mambo a la gente, me encanta terminar relaciones sin importancia...lo admito, lo disfruto, soy una pija lo sé, pero semejante mequetrefe se lo merecía.


Debería haberle hecho caso a mi mujer, a Juani, que me dijo: Los policías están cagados de la cabeza.
Tenía razón!


ASÍ YO NO...                                TE GUSTA???

5 comentarios:

Juanita is dead dijo...

me hiciste reir mucho , ajajjaaj

un enfermito, en todos los aspectos!

Hugo dijo...

Igual hay que admirar la perseverancia del sujeto.

Seguro levanta un montón de multas.

Moncha J Smith dijo...

Juani: Sí me querida, tu experiencia gana puntos en enfermitos.

Hugo: No sé si hay algo que admirar, tal vez podríamos dejarlo ahí no más.

Vale dijo...

En tu defensa podemos decir que "la cagada" te la mandaste en un momento de crisis, en medio de un cuasi incendio ponele. Pero paradójicamente si el cana no te enciende un poco no va.
Por lo menos así lo veo yo.

Moncha J Smith dijo...

Vale: totalmente de acuerdo...totalmente!