Pasa y seguinos...para hacer facha no más
RSS

viernes, 1 de abril de 2011

La piecita de la mugre.



Así es señores. Usted tenía la sillita o el banquito junto a su guardarropa para tirar prendas y prendas cual papelito de caramelo y apuesto a que la piecita de la mugre también entra en la lista de cosas que usted posee.
Si, así es...cada casa tiene una piecita de la mugre adentro, como cada uno de nosotros tiene a una Cris Morena en su interior (?).
La mayoría de nosotros debido a la misma razón por la que acumulamos ropa en el banquito, tenemos y seleccionamos un espacio que sea propicio para que las arañas hagan y deshagan, las ratas pasen a ver que onda con el lugar y el resto de los bichos defequen.
Muchas de nuestras casas vienen ya con un espacio predeterminado, una pequeña pieza debajo de la escalera, una pieza a la que le faltaron un par de materias para recibirse de baño, etc. Y le puedo asegurar señor, señora, que aquel que lo quiso así fue porque sabía lo que se venía, oh si.
El arquitecto dijo:
Esta pieza acá a la derecha con menos metros que las otras es para el uso especial de las queridísimas cosas que en realidad...ya no se quieren.
En algunos casos la piecita no es un lugar físicamente piecita y pasa a ser una estantería por ahí con pichicientos cuadernos y dibujitos de la primaria, mochilas viejas, trapitos, juguetitos, cartitas de los amigos, las boletas de telefónica del 95, etc. Así que si usted no tiene una piecita propiamente dicha pero si una de esas estanterías, no se preocupe, usted posee una piecita de corazón.

Yo tengo una, una pieza en el fondo de casa que nunca se terminó. Pero para no echarle la culpa a Padre de mi, admitimos que la pieza ya estaba así cuando nosotros arribamos a estas tierras. Es una pieza así, como Dios manda, pero que le falta la pared donde iría la puerta...pequeño detalle.
So, piecita inútil como ella tiene una utilidad en la vida, al igual que las personas. Ahí fue a parar todo mueble viejo, cajas de los electrodomésticos (porque si, guardamos esas cosas), muñecos de valor sentimental invaluable, botellas vacías de salsa, dulce. Carteles del local que tuvimos, vajilla de la abuela de mí. Es un excelente lugar para esconder drogas o a algún enano amigo que se mandó una macana con la ley.

Nunca nadie le encontró otra utilidad, esa es la piecita de la mugre y punto.
Pero...charlando con Charo y Caila, no sólo nos dimos cuenta de que todos tenemos una piecita de la mugre adentro (adentro de la casa), sino que todas son en sí, piecitas de la mugre.
Charo tras empujones y tropezones, convirtió una de sus tantas piecitas de la mugre (tenía 2) en su nuevo cuarto...
AND THERE YOU GO.
Caila por su parte, quien tiene su piecita de la mugre organizada y bonita, piensa tal vez hacerla un cuartito para revelar.
JA!
Esas son piecitas con destino, piecitas que fueron y que pueden seguir siendo piecitas de la mugre, pero a su vez son más de lo que todos creíamos.
Y aquí está mi pieza, que para lo único que ha servido es para darle paradero a una gata embarazada que tuvo tres gatitos, me hizo darle de comer, me hizo sacarle un gatito y darselo a Charo, y después se las tomó.
Ahora la piecita de la mugre es de dos gatos de sexo dudoso, que no son mío, que nunca elegí tener y que se están adueñando lentamente de mi casa.


Pero en las casas nunca tiene que faltar una de estas piecitas.




PS: Doy gatos en adopción.

8 comentarios:

Irma dijo...

yo en mi casa tengo una piecita de la mugre en la que perfectamente me podría hacer un departamento. claro está, ahí fueron a parar mis cosas de arte y las bicicletas (no hay piecita sin bicicleta). la cuestión es, que me embola que sea más grande que mi habitación. listo

Moncha J Smith dijo...

Pero para qué la querés más grande? Querés meter las bicicletas en tu habitación? yque lentamente te vayan transformando en una piecita de la mugre?? mejor que sea así, no reclames nada!!!

Clementine Borderline dijo...

Me hiciste llorar de la risa, amaria tener esos gatos♥ los amo, pero no puedo D: me hechan de mi casa y no tengo piecita de la mugre para ir a vivir... solamente tengo el placard y dos baules (: entre otras cosas... saludos! me encanta tu blog desde lo superficial hasta el fondo!♥

Moncha J Smith dijo...

clementine, si su apellido es bordeline que problema el suyo. Pero como en este blog aceptamos lo que venga, le agradecemos por los piropos (nos pusimos rojo).
Como usted sólo tiene la piecita de la mugre de corazón, no le vamos a enviar el gato de regalo por el comentario. Vamos a dejar que sigan usurpando mi casa.

Elisa007_ Estrellandose contra el mundo que la rodea dijo...

eso de junatr boludeces es el sindrome de diogenes.
no seas tan mala onda con los gatos bisexuales y dales la oportunidad de ser amigos de pedrito (o del otro q no se como se llama)

Moncha J Smith dijo...

para encontrar la foto correcta puse: síndrome de diógenes...
Pero uno siempre junta boludeces, me vas a decir que no tenés boludeces en tu casa???
Los gatos bisexuales ya son dueños de la casa, llaman a maullidos a la perra y al parecer le tienen cariño a pepito porque no se lo comen.

charo dijo...

ma qué sindrome ni qué síndrome uno siempre piensa que va a volver a utilizar esas cosas, por si las dudas, por si alguna vez necesito un pedacito de telgopor y un cable viejo. Por si alguna vez me piden para clase de plástica cajitas de fósforos y como ya no tengo clases de plástica, esperaré a que los hijos que no tengo tengan clases de plástica y les pidan cajitas de fósforos que seguiré juntando y...

Moncha J Smith dijo...

ok, yo no te visito más