Pasa y seguinos...para hacer facha no más
RSS

martes, 23 de julio de 2013

Cuando estamos solos

Hola, no vengo muy seguido vieron? Lo que pasa es que yo ando buscando el éxito y ustedes no me lo están dando y la cosa se complica...pero qué le vamo a hacer, les tengo cariño.


Estaba pensando recién, mientras comía esta porción de tarta de frutilla y gelatina arriba (que en realidad era para llevar a la casa de Juani, pero me dio paja y me la como sola) pensaba en la soltería, porque acá estoy, sola, comiendo tarta rica.

Creo que soy una persona muy soltera, hace como bastante que no estoy en pareja, pará...ahora digo estar en pareja??? Ah, soy una mina soltera y media vieja chota. Bueno, no importa. El tema es que para mis 24 años soy una experta en soltería, mirá el dato que te tiro: Estuve más tiempo sola que acompañada, ojo eh! A mí con huevonadas de la soltería no eh, porque me las se a casi todas.

Yo soy esa amiga que te re encontrás como 2 años después y resulta que sigue soltera, que tuvo un filito y le duró más o menos lo que dura una película de Marvel. Y me pasan estas cosas ahora de encontrarme con gente que siempre estuvo en pareja, siempre siempre, siempre. Siempre.

Y anda en crisis y le teme a la soledad. Porque todos le tememos a la soledad viste?
O sea, la típica, le tememos a morir solos, bla, bla bla.

Pero conozco gente que no deja a su pareja porque me dice que le da miedo llegar a los 30 y estar sola.
Todo bien pero...los 30 son como los 20 viste, es como los 20 pero son 30, es básicamente la misma mierda, con diferente cifra. Sí, yo no digo que no te vas a sentir más vieja chota, porque seguramente yo me sienta una vieja chota si ya me siento una vieja chota...pero no pasa nada.

Hay gente que se está perdiendo de comer tarta de frutilla sola en su casa, a las 3 de la matina, sentada en la cama cortándose las uñas del pie mientras fuma un cigarrillo y escribe en un blog poco exitoso.
Y esas cosas se viven sólo una vez.
Es como perderte la parte después del final de las películas de Marvel (nota mental, dejar de hacer referencia a las películas de Marvel que poco tienen que ver con el blog). O sea, sabés que está ahí, que va a venir en algún momento pero te ponés los pochoclos bajo el brazo y salís.

Y ser sola tiene sus bajones, como después de mirar una película en la que ellos se conocen y se enamoran y se separan porque el se va al ejercito (porque siempre se van al ejercito o algo del ejercito tiene que estar relacionado) y hacen que se acuestan con otros y se vuelven a ver al tiempo y deciden jugarse por el amor y se quedan juntos, sonriendo mientras se miran de cerca y él le da un beso en algún lugar público.

Después de ver esas películas medio que quedás atrofiada por un par de horas, después se te pasa.
Pero si no estuvieras en pareja, sabrías que después de mirar esas películas, llorás sola y apagás la peli y te sentás en la cama y llorás sola. Y cuando sentís que la cosa se va yendo te vas a mirar al espejo y seguís llorando mientras te pasás un hisopo por la oreja. Entonces volvés a la cama y pensás en algo triste para seguir llorando y cuando no alcanza porque se te van secando los ojos, te inventás una situación triste tipo que tenés un cáncer terminal y se lo tenés que decir a tus seres queridos...(AHHHHHHHH vieron qué bien enlacé este remate con lo que hablé en mi último post??? Soy genial o no?)

Cuando estás solo tenés la libertad de dar consejos a los que están en pareja y mal. A saber: Lo que pasa es que vos no sabés lo que querés y con esa persona no estás encontrando nada de lo que no sabés que querés, pero te hace mal y las cosas que te hacen mal deberías dejarlas y etc.
O decís cosas como, tenés miedo a la soledad, la soledad te sirve para conocerte a vos mismo y la necesitás para estar bien con vos y después con los demás. ETC!!!

Digamos que hablás una sarta de pelotudeces importantísimas que suenan re bien porque vos estás solo, pero que no sabés si es así o qué carajos porque vos o yo, en realidad sabemos que estar solo es otra cosa. Porque casi siempre andamos solos.

Entonces sabemos cómo es ir al cine solos y que nos chupe un huevo, o ir a comprar ropa solos y arrepentirnos de lo que compramos al volver a casa. Es probarte ropa que no usarías nunca un martes a las 4 de la madrugada, mirarte al espejo y maquilarte a lo puta, sacarte fotos y después borrarlas. Tirarte un pedo sin miramientos, eructar. Poder comer en la cama, mirando facebook actualizarse, mientras te tirás un pedo y eructás al mismo tiempo. En fin, una eternidad de cosas idiotas que hacemos cuando estamos solos que son, para mí, bárbaras.

Te digo más, yo sola, estando sola he llegado a interpretar una escena de una película...me refiero a ponerme vestimenta similar a la escena, interpretar el papel de ella y de él, o sea hacerme pasar por un muchacho, hacerme barba. Maquillarme bien para hacer de ella, filmarlo, editarlo, ponerle subtítulos, subirlo a youtu y mostrárselo a mis amigas.

Y ojo, porque yo sola soy un gol. Me refiero a que si me dejan solita ando re bien. Porque no me queda otra que hacer las cosas por mí misma. Y me cocino y lavo los platos mientras termino de comer y ordeno, limpio, reto al gato. Un gol.

Entonces, por favor, dejemos el miedo ese de que llegar a los 30 solos nos va a matar, porque va a suceder, estoy segura que a mí me va a suceder y no creo que me vaya a morir, capaz que la pase mejor que ahora, porque voy a poder hacer toda la mierda que hago ahora con más conciencia o menos miramientos o no sé. Más divertido aún.

Yo ya entendí que es complicado para otro ser entenderme, bancarme, porque no me banco ni yo a veces. Que soy re quejosa, rompe pijas, mala onda, aburrida o lo que se quiera. Pero me está chupando medio un huevo. Si llego a los 30 así y pasó los 30 y bueno ahí veremos si me hago embarazar por alguien como para tener un pibe e interactuar, porque el gato y yo ya deberíamos habernos aburrido para esas fechas y básicamente un pibe es como un gato que habla.

Qué se yo, creo que el mundo necesita más gente soltera disfrutando de una tarta de frutilla un miércoles a las 3 y 20 de la madrugada.

ASÍ YO NO EL BLOG QUE SE VA QUEDANDO SIN REMATES FINALES.



No estuve muy graciosa no? Sí, a veces me pasa.

5 comentarios:

Hugo dijo...

Todo tiene su lado bueno, ¿no?

Yo tengo 31 años y jamás tuve una relación, jamás; supongo que más que nada porque nadie quiso arruinarse la existencia a mi lado, debo reconocerlo, pero también es cierto que no sufrí por mucha gente.

Igual recuerdo que estaba bueno eso de estar enamorado, uno como que tenía un lindo justificativo para estar tan pelotudo y no simplemente haber nacido así.

randy dijo...

Hi, Nice post thanks for sharing. Would you please consider adding an intro to my website on your next post? I will return the favor. Please email me back. Thanks!

Randy
randydavis387 at gmail.com

Gadgets

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
ecos
de
la
tarde
callada
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
MONCHA

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE ZOMBIS, EXCALIBUR, DJANGO, MASTER AND COMMANDER, LEYENDAS DE PASIÓN, BAILANDO CON LOBOS, THE ARTIST, TITANIC…

José
Ramón...


Roh.- dijo...

Creo que sos una versión mía pero en otro lugar.

Yo tengo 27, vivo sola hace 3 años y medio y tengo un gato (que cazaba ratones en un baldío cercano y lo regalé, pero me lo volví a traer, le puse cascabel nuevo y a la chota).

Soltera desde casi siempre, filos casi inexistentes y...
Suelo baldear la casa de punta a punta los viernes tipo 12 de la noche .

Moncha J Smith dijo...

Roh: gracias por la compañía, espero que sigas baldeando a esas horas. Vamos por un futuro con más gatos!!