Pasa y seguinos...para hacer facha no más
RSS

jueves, 28 de febrero de 2013

El camino de la verdad

¿Qué tal? Volví de mis vacaciones y mi vida es una mierda porque volví de mis vacaciones. Pero como a nadie le interesa esa mierda y yo tampoco quiero hablar de eso, pasamos a otro tema.

Resulta que me enteré que un compañero de mi turno, con el que no me llevo nada bien, me odia. Yo sabía que muy bien no podía caerle, pero pensé que otro compañero le caía peor. Yo la verdad es que no lo soporto, porque en serio chicos, nunca conocí a persona tan PELOTUDA en toda mi vida y eso que para mí el 90% de la población en el mundo, es pelotuda, pero este tipo es como un pelotudo intergaláctico. Algún día contaré más detalles de Gerardo.
El punto es que ahora sé que me odia y está bien, pero me hizo pensar en la gente a la que no le caigo bien o no le caí bien durante toda mi vida.

Yo siempre pensé que a mucha gente le caía para el orto, seguramente estoy en lo cierto, porque no soy muy dada socialmente, me vuelvo una mina normal cuando me conocés mejor, viste. Pero la razón más importante me parece que es porque siempre fui brutalmente honesta, salvo con mi familia...uno nunca es muy sincero con la familia, deja que se acumule la mierda hasta que explota y se gritan cosas feas y uno de más grande paga terapia por eso.

Para decir la verdad creo que existen tres maneras. Decir la verdad dulce, de la mejor forma que exista. Decir la verdad y ya o decir la verdad y que duela. Bueno, a mí siempre me gustó esta última.

Mi primer recuerdo de la honestidad brutal viene de mis 12, ponele. Estábamos en un pijama party, porque en ese entonces se usaba, no sé si ahora pasa...creo que ya no le llaman más así. Estábamos en un pijama party con las chicas de mi grado, el grupito digamos, y por alguna extraña razón la dueña de la casa y otras chicas, ponele que fue así porque tanto no recuerdo, se empiezan a probar ropa. El tema es que la dueña de la casa se prueba una pollerita de jean...y todas le dicen que le queda re bien.
Para mí las polleras de jean deberían abolirse y deberían estar penadas a muerte, tipo colgar a la persona que se la puso en la plaza del barrio. 
Entonces cuando llegó mi turno de dar la opinión dije como que le quedaba para el reverendo ojete.

El tiempo pasó y después estas mismas chicas me dijeron que yo era algo así como una pelotuda para ellas, que era una caretona, porque una vez me habían regalado unas zapatillas jhon foos y fui y se las mostré. O sea me acusaban de caretona, cuando íbamos todas a una escuela pública, a un turno tarde y siendo que yo vivía en ese mismo barrio pedorro donde se encontraba la escuela. Cuán careta podía resultar eso? Yo estaba feliz porque me habían comprado unas zapatillas lindas porque siempre fue una andrajosa de mierda, y estas pibas me salían con eso. Estoy segura que mi honestidad brutal, plantó la semillita del odio allí y lo de las zapatillas fue como una excusa para decirme que no les caía, más, bien, porque como ellas no eran brutalmente honestas tenían que salir con cualquiera.

El otro recuerdo viene cuando yo tenía unos 13, ya iba  a la secundaria y por un puto capricho me metí a la que iba mi hermana, que era la secundaria más careta de todo el fucking pueblo, todos unos muertos de hambre como yo, pero re caretas. Y mis compañeras eran así. Al principio no supieron diferenciar qué clase de minita era yo, pero semanas después dejaron de invitarme a las reuniones en las casas y no me regalaron más esos señaladores pedorros con caras de perros moribundos o conejos drogadictos, para el día del amigo, lo cual agradezco.

El tema es que yo siempre fui una crota y ellas no, ponele. En una clase de gimnasia, una clase de verano, varias empezamos a optar por llevar un short debajo del joggin (que era el uniforme del colegio para la clase de gimnasia). Ellas llevaban shorts como para hacerse ver, la típica competencia de quién tiene mejor culo, mejores piernas, quién es la más putita, bah. y yo caía con una maya de hombres...porque me re gustan, solo que ya descubrí que me quedan para el totó, pero en ese tiempo no lo sabía. Bueno la líder del grupo de caretolandia, le preguntó o le hizo el comentario a una de mis aliadas de que yo era una crota o algo así. Entonces tipo que yo contesté a ese comentario de la forma más notoria que podía para que me escuchara, diciendo algo como que me chupaba el lado izquierdo de la concha su comentario, que yo podía ser una crota pero no una retardada mental que le preguntaba al profesor si podía hacer la tarea con lápiz o si podía subrayar tal forrada. Recuerdo que esa chica invitó a todo el curso a su cumpleaños de 15, menos a mí. Igual caí porque alguien que no iba me dio la tarjeta, yo iba a comer loco...no me importaba nada.

Cuando pasé a primero nos cambiaron de curso y de compañeros, éramos un mix de los cursos anteriores y muchos no nos conocíamos. Teníamos esta compañera, Bárbara que era una idiota terrible, cantaba para el orto, pero sus padres y su ego le hacían creer lo contrario. Para un concurso del día de la primavera, ella solita va y se anota en el concurso de canto, como representando a todo el curso, cuando el curso quería elegir a las dos únicas minitas que minimamente cantaban bien. El tema es que ella estaba empecinada con presentarse y yo dije algo como:

-Bárbara, nadie quiere que cantes, cantás para el culo, si vos te presentás perdemos, además nadie te eligió y por razones obvias. Si cantás toooda la escuela se va a reír en tu cara.

La mina terminó llorando. Vamos, yo no decía cosas tan graves, pero es que nadie le decía a la pobre idiota que cantaba mal. Era divertido sentarnos con ella en las horas libres y pedirle temas para reírnos, pero esto era un concurso muchachos. Bueno, dicho y hecho, la loca cantó y se le rió toda la escuela en la cara.

El otro recuerdo viene como a los 16, cuando tenía otro grupo establecido de amistades. Estábamos en segundo año y pasa esa cosa general, como que estás en segundo entonces tenés como permitido mandarte cualquiera o hacer gilipolladas para que te pongan amonestaciones y hacerte la rebelde. Como que empieza todo en segundo. Mi curso decide, o sea una de las chicas de mi grupo decide, que demos vuelta todos los bancos, dándole la espalda al profesor...una locura bárbara, imaginate qué loco!!!
Tooooooodo el fucking curso empezó a dar vuelta los bancos y cuando mi amiga, la de la idea original quiere dar vuelta el mío le digo que no, no gracias. Que la idea no tenía ni un puto sentido para mí, que el profesor iba a venir nos iba a mirar con cara de "qué pelotudos estos pibes" nos iba a decir que diéramos vuelta los bancos y chau. Y como yo me sentaba sola en el último banco, podía decidir mi ubicación. Le dije no más que la idea era paupérrima, que de última quemáramos algo, pero eso era una reverenda mierda.

Tiempo después hicieron una reunión mis amigas para decirme que yo era bastante mal gestada y que respondía mal y vamos...seguramente era porque yo decía las cosas de forma horrorosamente honesta.

Después recuerdo uno de mis novios que me preguntó porque no le daba besos largos...que sólo le daba besitos y yo le dije que era porque besaba para el ojete...y era cierto!!!

Así con miles de casos más, hasta llegar a Gerardo mi compañero de laburo, en que en una pelea por cuestiones laborales le dije.
- Pero vos Gerardo, sos pelotudo? En serio chango, sos patético ¿Te diste cuenta? Escuchá las cosas que decís y resultás patético. A nadie le importa un carajo lo que vos pienses, tenés que hacer tal cosa así, hacela...no sos responsable de turno para hacer lo que se te cante la chota, bajate del caballo, dejá de comerte el sanguchito de que sos jefe de estación y aterrizá en la tierra, nabo!

Obviamente el pibe me odia...y te digo la verdad? En parte me gusta eso...está bueno saber que tenés una habilidad bárbara para caerle mal a la gente, que siempre pensaste que era así, pero que ahora tenés la certeza.

O no?


ASÍ YO NO, DESTETANDO A LA GENTE DE LAS MAMAS DE LA MENTIRA...


5 comentarios:

ミ★ lαdч αmєвα ★彡 dijo...

jajaja ... consulta, cuando es tu cumpleaños.

Yo tengo el mismo problema ... o sea ... tengo amigos contados con los dedos de las manos y mayormente son gente a las que les he puesto los puntos mas de una vez ... si lees mi post del 22 de Enero http://ladyameba.blogspot.com/2013/01/34-n.html vas a ver de que hablo.

Naci sin filtro ... siempre fui igual ... y los años no ayudan una bosta, al contrario ... te pone peor.

En mi caso jamas hice nada para caerle bien a nadie ... creo que todo lo contrario, sera por eso que tengo pocos amigos y buenos.

Beso nena.

Moncha J Smith dijo...

A mi los años me han hecho mejor, creo...bah no sé. Antes era de responder muuuy mal, pero no me parece que ser honesta sea un problema, el problema son ellos que no aceptan la verdad de la milanesa.

ミ★ lαdч αmєвα ★彡 dijo...

Totalmente ... ese es el problema.

Yo me volvi menos tolerante pero aprendi a ignorar educadamente a los bolusdos.

Hugo dijo...

A la gente hay que mandarla a cagar y listo, si no los manda uno lo hará otro y es menester no perderse semejante satisfacción.

Moncha J Smith dijo...

Hugo: si yo pudiera premiar los comentarios...el de usted, saldría ganador de toda la serie de comentarios en la historia del blog este...