Pasa y seguinos...para hacer facha no más
RSS

jueves, 9 de agosto de 2012

Giuseppe


A Giuseppe lo adoptamos hace unos dos meses, ponele. Nos pusimos de acuerdo con amiga S (Amiga con la que comparto vivienda) una noche, así como en 15 minutos.
-          Quiero un gato- Dijo ella.
-          A mi me gustan los gatos-
-          Podríamos tener un gato-
-          Sí, podríamos pero aclaro algo, yo pongo Money pa la comida del bicho y esas cosas, pero si quedamos destechadas, el mishi se va con vos- Agregué yo
-          Hecho-

Así, sin más y sin gato, nos pusimos a buscar nombres posibles.
Por alguna razón los nombres italianos pegaron fuerte en la lista, yo quería ponerle Obi Wan y por un momento fue un gol, después cuando procedimos a nombrarlo como si ya estuviera ahí y quisiéramos que se arrimara a comer, nos dimos cuenta que si, era lindo pero complicado para la vida diaria.
Entonces surgió Luigi. No surgió, lo leímos. Nos gustó Luigi, era tan tierno…menos mal que no le pusimos Luigi.
Y después apareció Giuseppe, así de piola, con doble p.
Nos gustó, qué se yo qué mierda nos pasa por la cabeza, nos gustó y punto. Lo dejamos en un papelito pegado en la heladera.
Días después yo, que cuando algo nuevo se acerca y puede cambiar mi mutiladora rutina atino como la mejor, moví mis contactos un poco y encontré al gato este en adopción. Una gata siamesa a la que se la habían puesto con gusto y había quedado embarazadísima de un montón de bichos.
Soy sincera, el aviso lo encontré en mercado libre, me fijé que la mina que lo publicaba pareciera de confianza y me contacté con ella. Tiene una especie de maternidad para gatos o una gilada así. Un aplauso, qué buena mujer.
Nos escribimos un par de veces y me trajo al gato una semana después a cambio de un kilo de comida (de la re marca, que acá no nombro porque no me puso un mango).
Claro está que la mina era una enferma, cuando nos conocimos venía con el gato envuelto en una frazada tamaño gato, cuando me lo entregó me hizo sacarme la bufanda para que lo envolviera ahí. En ese entonces el gato era una laucha y parecía más muerto que otra cosa.
La vieja me dio diez mil consejos, pero yo no le escuché nada, porque tengo un dispositivo que está en automático, se acciona cuando me hablan mucho.
Que comía tal cosa, que cagaba en las piedritas, que había sido desparasitado con un desparasitador llamado sarasa english, que el frío, que era chiquito, bla bla bla.
Sí, tomá el kilo de comida y dame al bicho antes de que me arrepienta.
Cuestión que la vieja tenía razón, el gato era una rata y nos pasamos dos días sacándolo detrás de la cama…la mía, donde también hizo su primera cacona. “hace caca en las piedritas” qué hija de puta.
Los primeros días lo mirábamos mucho, lo incitábamos a que fuera a mear y a cagar, y cuando lo veíamos hacer algo en las piedritas lo festejábamos.
Por ese entonces le decíamos “el bebé”.
Cerramos todas las puertas cerrables de la casa y decíamos “el bebé se quedó dormido” o yo llegaba de la labor y decía “y el bebé?”, “el bebé duerme”, “el bebé cagó dos veces”, “el bebé aprendió a subirse a tu cama” “loca el bebé cagó una barbaridad hoy” “mirá cuánta mierda cagó!” “ este gato está hecho de mierda, no para de cagar” y así…

Giuseppe me ha enseñado que sea como sea tengo que cuidarme al tener sexo porque no podría, ni por putas, tener un hijo ahora. Mi paciencia está en nivel 0. A veces pienso que me tocó un gato idiota.

Entiendo que el bebé vive en un dpto., que nosotras lo trajimos y que el pibe no conoce el aire y otras cosas, también en parte es porque él quiere, uno le abre la ventana para que se pose ahí a tomar sol y el chabón me mira como diciendo “si querés salí vos, porque con este frío de mierda yo no me asomo ni por putas”. Entiendo que es un gatito y tiende a hacer esas cosas pero…
¿Qué necesidad tenía de romperme un corpiño, de romper un vaso, de romper los auriculares de i-phone de amiga S, de romperme una campera nueva, de romper papeles y cartulinas que se necesitaban para una exposición, de romper un segundo corpiño, de romper la maceta de la planta plástica que tenemos junto a la ventana del living, de romper 3 auriculares más y un mouse?
Tampoco es que nosotras le dejemos todo a mano pero es que ya ni sabemos dónde dejar las cosas para que no las rompa. Ha roto todas las reglas de gravedad y puede acceder a lugares inaccesibles para el resto del mundo, su ansia por romper es más grande que todo su ser y su objetivo principal es cumplir esta meta.

En conclusión tengo un gato que lo único que hace es cagar como un elefante, comer como un cerdo y romper todo como un cachorro o peor…ni mi perra Romola rompió tantas cosas como Giuseppe.
Intentamos tirarle agua para que le tome miedo, pero últimamente se nos tira de costado mientras le tiramos agua y se queda mirándonos con cara de “Puta ¿Eso es todo?”.
También le compramos banda de juguetes que tiene tirados por toda la casa, como si literalmente tuviéramos un bebé de año y medio.

Ojo, yo le quiero, pero es que es muy bruto. No sabe bien como hacer cariño para obtener cosas a cambio, no es como el resto de los gatos que te mañosean y te soban su cuerpo contra el tuyo o su cara. Este tiene un momento, nada más que uno, de dar cariño y es cuando se despierta.

El pibe duerme en mi cama, aclaro que no es porque quiera yo intento sacarlo todas las veces que puedo, pero llega un momento en que me duermo y el chabón aprovecha. Cuando yo me levanto, él se da cuenta y viene desde mis pies hasta mi cabeza ronroneando…parece que tuviera un lavarropas adentro, porque su ronroneo se escucha desde la habitación continua. Bueno, él viene ronroneando y cuando se acerca a tu cara apoya su nariz contra tu rostro y hace presión indefinidamente…ésa es su manera de mostrar cariño. Después de 3 minutos de esta especie de tortura, el pibe te empieza a morder el pelo, lamer las pestañas y segundos después elige limpiarse el pito a dos centímetros de tu cara.

A veces me siento a hablarle para ver si aunque sea capta que alguien le esté hablando. Él estaba sentado bastante tranquilo porque hacía poco que se había despertado y yo le decía:
-          -Giuseppe, Giuseppe, Giuseppe, Giuseppe, Giuseppe, Giuseppe- Etc. Nunca me miró, parecía ni darse cuenta de que alguien le hablaba, pero el pibe sordo no es.

En fin, así estamos con el gato, aceptamos consejos.

Ah, como nombre final le quedó: Giuseppe Sylvester Stallone.

ASÍ YO NO, ESPERANDO QUE SE CUMPLA EL TIEMPO INDICADO PARA CASTRAR EL GATO AL  CARAJO.

14 comentarios:

CaboReyes dijo...

Yo hace rato que no tenía mascota y en el laburo, el lugar menos pensado, me presentan a "Tito el Bambino", gato croto que gusta sentarse en la silla frente al escritorio y me observa indefinidamente toda la jornada laboral...

Ya me quemé muchas veces con mascotas que no son lo que uno espera, no deseo tener otra!

El Mostro dijo...

Pero que buen nombre! Hace casi dos años que no tengo mascota.

Besos.

Moncha J Smith dijo...

Cabo: Al menos Tito el Bambino observa y no muerde.
Mostro: hace bien sin mascota, a veces es una buena decisión! beso

Juanita is dead dijo...

con mi amiga queríamos hacer lo mismo , pero ahora que lo contás me da miedo ,
no entiendo un sorete de gatos, la única que tuve se suicido por el lavadero asi que no te pueod aconsejar
claramente esta señora le creo un trauma , es un niño traumado ,por eso destruye todo lo que toca,ohana significa familia.
es un excelente nombre

Hugo dijo...

A los gatos los carga el Diablo. (?)

Los banco, pero jamás tendría uno por la sencilla razón de que ellos nos toman de mascotas a nosotros.

Moncha J Smith dijo...

Juanita: Creo que ahora todo comienza a cerrarme, tu teoría parece muy acertada...maldita vieja!
Igual no creo que te toque un gato malo, a mí me pasan estas cosas, idealizo a los animales y nunca son como los imaginé.
Hugo: tiene toda la razón, pero a mí me gusta un poco eso, además de que...qué se yo es como un divertimento más, un tamagochi más real.

Elisa007_ Estrellandose contra el mundo que la rodea dijo...

yo tuve 2 gatos el primeromurio envenenado x la vieja culiada bd mi vecina el segundo me desconocio maal una noche q me cago rasguñando y gruñendo asi q le di tal boleo en el orto q fue a parar alpatio,se ve q elmuy choto s ofendio x q al otro dia se fue a la casa del vecino d la otra cuadra y nunca mas volvio. y nooo no pienses en tener pibes ahora... son un dolor d guevo,lo digo x experiencia

Elisa007_ Estrellandose contra el mundo que la rodea dijo...

ahhhhhhhhhhhhhhh gracias x sacar el captcha ojetudo!!!!!! ahi lavyu iu

Roh.- dijo...

Pero que gato hijo de un camión lleno de putas.
Mi primer gato (viviendo sola) se escapó (en realidad lloraba tanto que lo dejaba durmiendo afuera) y se lo lastraron los perros del vecino.

El gato que tengo ahora se llama Mateo Connor. Lo tengo desde hace 3 meses y aunque caga y mea en las piedritas, es la muerte en camiseta.
Se la pasa arañándome. Cuando yo me harto y lo empujo, hace lo posible por entrar al baño a hacer mierda el papel higiénico.
Ahora le puse un collar con cascabel para rastrearlo. Gato de mierda es hermoso pero me tiene harta.

Moncha J Smith dijo...

Eli: qué asperesa, teresa! a veces me asusta usted!

Roh: muy buen nombre, este también araña que da miedo, me olvidé de poner la foto de mis manos llenas de tajos, ya la subiré. Al menos nosotras tenemos el papel higiénico lejos de su alcance, pero no quita que se meta en la bañera y en el bidet a jugar y a tirar toda toalla y toallón, la relación es así, amor-odio, más odio que amor.Yo le quiero mucho cuando duerme.

ミ★ lαdч αmєвα ★彡 dijo...

Hacia dias que no entraba ya q las ultimas veces no veia nada ya q tu pachorra pudo mas y no escribias una puta linea.

Guiseppe! que gato hijo de mil putas!! no son todos iguales, pero este es una mierda de gato che.

Castralo a penas puedas, yo tuve uno gracias q mi ex queria un gato y cuando entro en el primer celo, corrio por 24 hs por toda la casa (no exagero) como si se hubiera bajado 20 pastillas de extasis!

NO tengo consejos, mas que si tenes lavarropas y haces como yo que tiras ropa adentro y dejas la puerta abierto, te fijes bien antes de ponerlo a andar, no sea cosa que dos dias despues, te encuentres que bañaste al gato adentro y afuera y sea muy tarde (si, lave a mi gato y no, no sobrevivio)

Moncha J Smith dijo...

Lady querida: usted pretende que yo escriba todos los días?????? ah? ah?
Ahora, qué se hizo con el gato ya lavado y muerto???

Eva Letzy dijo...

Jajaja!!! Cómo me hiciste reír otra vez, estoy sola en mi casa a las carcajadas, ¡y tengo justamente un gato en las patas! (y no me refiero a mis pelos).
En casa tengo dos mininos, y he pasado por la etapa que contás (este post tiene más de un mes, espero todo haya mejorado un poco con Giuseppe). Ernesto (así se llama uno de los míos, el otro se llama Atilio) me rompió una vez un par de botas y un tapado precioso que tenía, se ve que de bronca porque lo había dejado el fin de semana solo. De esas te puedo contar mil, mi casa es a prueba de gatos a estas alturas (hace 4 años que los tengo ya). Cuando los castrás se calman un montón. Los míos ahora lo único que hacen es dormir todo el día, son dos bolas de grasa (para que te hagas una idea a Atilio ya no lo alzo a upa de lo que pesa), y no los hago jugar ni comprándoles el último modelo de PlayStation, son como almohadones...

Moncha J Smith dijo...

Siiii yo quiero un gato almohadón...gracias por los consejos. Giuseppe sigue medio rompe pelotas, pero ya no rompe tanto...ahora muerde.